La papaya

Decir la palabra “fruta” cuando tienes intolerancia a la fructosa parece que es sinónimo de “prohibido”, pero realmente no es así. Hay un listado de aptas (si no tienes uno fiable, aquí puedes encontrarlo), pero cada uno tiene que ver cómo las tolera y, sobre ese listado, hacer el suyo propio.

Entre ellas, se encuentra la papaya, una fruta tropical que además de ser muy bien tolerada en general, se recomienda para gastritis, úlceras y demás problemas digestivos.

Se compone de más de un 80% de agua y menos de un 10% de hidratos de carbono, en su mayoría simples, y es muy rica en potasio y vitamina C.

Pero lo mejor, es que la papaya contiene una enzima llamada papaína que tiene propiedades parecidas a las que forman parte de los jugos gástricos o pancreáticos, por lo que ayuda a la digestión.

Totalmente recomendada después de digestiones pesadas, para evitar la formación de gases, etc. Y en nuestro caso, no podemos pedir más.

Así que te propongo poner esta fruta en tu top 5, porque además de ingerir vitaminas y minerales, y disfrutar de un postre saludable, te ayudará a mejorar tus digestiones.

Amali: recetas sin fructosa ni lactosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s